Tito el nuevo auto eléctrico argentino

Esta historia se remonta a la ciudad de San Luis en el año 1995, fecha en la que un grupo de empresarios argentinos y con capitales nacionales fundó la empresa Coradir con el propósito de desarrollar el sector tecnológico. Su devenir basado en innovación, calidad de gestión y capital humano permiten que hoy la empresa esté cumpliendo un nuevo objetivo.
hace 4 meses, 2 semanas
Tito el nuevo auto eléctrico argentino

Los productos de Coradir son, entre otros, celulares, decodificadores, tabletas, portátiles y seguridad ciudadana, los que evidencian la importancia que tiene para una sociedad en su conjunto el hecho de apostar por la tecnología, entendiendo por esta a todas aquellas herramientas que brindan oportunidades. En ese contexto se presenta Tito, el nuevo auto eléctrico nacional, pero el “primero de origen puntano”.

El fabricante, escuchando a su mercado destinatario y siguiendo el consejo de expertos, apostó por una batería de “Litio-Hierro de 2000 ciclos de carga y descarga” la cual ha sido diseñada y fabricada por la propia Coradir. La garantía de la batería es de 5 años o 100 mil kilómetros, lo que ocurra primero, mientras que la del vehículo es de 8 años.

Tito tiene sus ventajas

Tito posee una capacidad para 4 personas, sus dimensiones son 2830 milímetros de longitud, 1500 ancho y 1565 de alto y logra alcanzar una velocidad de 65 kilómetros por hora lo cual lo convierte en una opción ideal para ser utilizado en la ciudad. Su autonomía de 100 kilómetros requiere una carga que va desde las 6 hasta 8 horas.

La carga de Tito está pensada para que cada usuario la pueda realizar cuándo y dónde quiera porque cuenta con cargador integrado al auto lo cual evita tener que hacer conversiones y/o modificaciones al vehículo. Si el propietario lo desea puede utilizarlo de día y por la noche dejarlo cargando sabiendo que al otro día el auto estará en condiciones de salir a rodar nuevamente.

Desde la página oficial de Coradir Movilidad Eléctrica se anuncian cinco ventajas que son una suerte de diferencial de este vehículo puntano.

El top cinco de Tito son rendimiento, carga fácil, silencioso, ecológico y económico, estos últimos son más que celebrados por aquellas personas que quieren hacer su aporte al ambiente, al mismo tiempo que anhelan no despilfarrar su dinero.

Desde la compañía se explica que es ecológico porque no emite “C02 ni gases de efecto invernadero”, mientras que el aspecto económico se evidencia en la “relación 10 a 1 en gastos de movilidad”.

Puntano y chiquitito

Este auto ganó su nombre por una casualidad simpática, ya que todo se debe a un archivo con un folleto que recibió la compañía en la que venía un adjunto con dicha denominación en clara alusión a la particularidad del vehículo de ser chiquito.

El pequeño puntano cuenta con un motor asincrónico y asientos rebatibles lo que da la posibilidad de una mayor capacidad de carga. Además, cuenta con indicador de fallas en tablero, LED HD Táctil 10", Reproductor multimedia, faros de LED, vidrios eléctricos, cámara de reversa, sistema de cargado inteligente, conexión Bluetooth, radio mp3 y calefacción.

La suspensión delantera de Tito es Macpherson, disponiendo de freno a disco en las ruedas delanteras y a tambor en las traseras, mientras que las medidas del rodado son 145/70/R12, lo que permite pensar en este como una opción a tener en cuenta antes que otro cliente le gane de mano.

#QuieroMiTito y negociaciones

En la web que Coradir Automotores ha colgado especialmente para su nuevo lanzamiento está el apartado #QuieroMiTito en el que los interesados pueden realizar su inscripción y reserva con descuento.

En esta sección se aclara que el descuento corresponde para “solo las primeras 50 unidades por estricto orden de inscripción” y que esta es una promoción de lanzamiento, por lo cual este descuento excepcional del precio de lista será por única vez.

La adquisición del vehículo se realiza con una seña y el dinero restante a los 120 días contra entrega del automóvil. El valor del Tito es expresado en dólares norteamericanos y se aclara que no incluye ni patentamiento ni gastos de fletes.

Desde Coradir se anunció a la prensa que se encuentran en tratativas con diferentes entidades a fines que se puedan ofrecer opciones de financiación. Uno de los puntos sobre los que busca hacerse fuerte la propuesta comercial es que el ahorro en combustible que significa usar este auto eléctrico, permite amortizar la compra.

Pinte su mundo, diseñe su Tito

El éxito de los emprendimientos comerciales está íntimamente relacionado con la comprensión que se hace, desde las empresas, del público destinatario y los sentimientos que estos suelen poner en el producto que adquieren. En otras palabras, se puede decir también, que cada vez más las personas quieren tener una participación mucho mayor en la toma de decisiones y elaboración de lo que van a adquirir.

Esta intervención se hace visible desde aquellos autos caros e icónicos como los Jaguar E-Type, hasta los seguros de autosmás inteligentes donde los asegurados buscan cada vez más pagar solo por aquello que realmente necesitan y, sobre todo, los representa.

No se trata solo de una cuestión de corte económica, sino más bien de comprender que los clientes han madurado y esto implica hacerse cargo de las responsabilidades que les corresponden. Responsabilidades que, en definitiva, le harán escoger un vehículo, un seguro y un color que los hará únicos de verdad.

En el sencillo proceso de reserva del Tito, el cual no demanda más de cinco minutos, ya que consta de un formulario muy fácil de responder, el cliente tiene la posibilidad de elegir el color que quiere para su unidad porque sabe que este ha de representarlo. El color elegido en un auto eléctrico que consume un 90% menos que un vehículo naftero, es una forma concreta de comunicarle al mundo quien es cada uno.

Los colores disponibles para los primeros 50 Titos son “azul, naranja, rosa, negro, amarillo y blanco”.

En pocas horas se cavaron las trincheras

Como siempre sucede en materia de automóviles y más si estos tienen un atisbo de nacionalidad, los comentarios se hacen sentir con fuerza creando esa dicotomía que impide ver pros y contras porque los bandos ya han cavado sus trincheras desde las cuales están dispuestos a combatir en cuanto terreno haya disponible.

Los temas elegidos especialmente para el debate, al estilo de lo que hacíamos con las cartas Top y Quartet, son precio, velocidad, batería, consumo, tamaño y durabilidad. Las aguas no están nada serenas, pero será el tiempo el encargado de decir quién será el ganador y por ende el que se arrogue el derecho de escribir la historia de este vehículo que tiene su origen en San Luis.

Pese a toda esta perorata de bandos, desde Coradir anunciaron que el año pasado superaron ampliamente por consultas la cantidad de unidades que tienen proyectadas en esta primera etapa por lo que se atreven a expresar que si el stock se agota rápidamente lanzarán una segunda preventa.

Una jugada de estas características implicaría que el mercado está más convencido respecto al hecho de apostar por un auto eléctrico nacional y las trincheras quedarán en el plano de lo virtual (si es que el Covid 19 sigue impidiendo las reuniones en los bares).