Seguros de autos: Tiempos de evaluaciones y balances

Estamos en una fecha del año en la que, por suerte, para más de uno es tiempo de vacaciones y atrás quedaron las famosas evaluaciones de fin de año.
hace 2 semanas, 5 días
Seguros de autos: Tiempos de evaluaciones y balances

Por lo general estas son tan burocráticas, estresantes y duras que solo se realizan en el ámbito laboral. Aunque también aceptamos que alguien diga a mí me gusta hacer un balance del año o que incluso reconozcan que lo hacen en su vida personal de igual forma.

Hecha esta salvedad surge una primera pregunta ¿existe una época del año que sea más propicia que otras para hacer un balance? Y casi por defecto ¿existe algún aspecto que no pueda ser evaluado?

¿Por qué tengo que evaluar?

Evaluar y realizar un balance no resulta una obligación, pero si es cierto que es una buena medida si se acepta que las condiciones no se mantienen siempre estables, inalterables e invariables a lo largo del tiempo.

Sin ir más lejos pensemos cómo el Covid-19 vino a replantear todos los terrenos en los que se desenvuelve la sociedad. De golpe la incertidumbre se apoderó de todo, hubo cambios en lo laboral, en las relaciones y hasta en la circulación, por sólo citar los aspectos menos duros.

Para algunas personas la pandemia sirve y deja cosas positivas, para otros es todo lo contrarios e incluso están aquellos a los que le ha pasado por el costado.

Las cosas cambian y nosotros cambiamos, es por eso que resulta una buena medida realizar una evaluación y balance.

Un gran indicador: ¿Cómo estoy?

Sin dudas las evaluaciones van de la mano con los objetivos y en términos generales las organizaciones se trazan metas anuales por lo que el análisis del cuadro de situación suele hacerse hacia los meses de noviembre y diciembre.

Particularmente estos son meses en los que las personas sienten demasiado el agobio de sus quehaceres, de la presión por alcanzar resultados positivos, mezclado con las ganas de poder salir de vacaciones (aunque esto signifique quedarse en el living de casa).

Resulta esencial permitirse la libertad de decir en cualquier momento ¿cómo estoy?,¿cómo me siento?, ¿esto me gusta? Sin tener que circunscribir la evaluación a una planilla y un gráfico que haga objetivo y comprensible las cifras.

No sos vos, soy yo

Permítase la libertad de evaluar todo cuanto lo rodea y usted crea que tiene posibilidad de modificarlo en el corto, mediano y largo plazo. Realizar una evaluación le significará la confianza de saber dónde se encuentra parado y, posiblemente, le grafique cuál es el camino que puede tomar.

Realice un balance en enero, abril, julio, septiembre o el mes que le venga en ganas. Analice su situación laboral, pero también sus gastos e inversiones, la concreción de sueños y anhelos, su relación con amigos, familiares y pareja, su salud, entretenimiento y tantas cosas más que solo usted conoce.

Sea honesto y acepte que tal vez no va por el mal camino, o puede que sí e incluso que el nuevo trayecto implica diferentes recorridos.

Sea benévolo porque, en ocasiones, ya somos nuestra mejor versión.

El peso de la crucecita

Un ejemplo concreto de lo que no suele evaluarse o, siendo muy buenos, que rara vez se realiza un balance es con el seguro de autos que se ha contratado.

Listo ya firmé la póliza, este precio me parece caro, seguro estos en algún momento van a incumplir y casi como si fuera una película de fin de semana ese mal sabor de boca queda dando vueltas.

No todos los asegurados piensan mal de sus compañías; sin embargo, es algo así como un deporte nacional estar desconformes con las elecciones realizadas, pero no así el hecho de pasarlo a una planilla Excel para que todo el mundo pueda ver de manera objetiva los pros y los contras.

Un consejo de los profesionales de Compreseguros.com es que no arrastre la cruz de pensar que su póliza es mala por largo tiempo porque solo genera una concepción que, en muchas oportunidades, está infundada respecto a lo que contrató.

Poder evaluar objetivamente su póliza le permitirá estar más a gusto con la opción seleccionada o dar el cambio de rumbo que tanto necesita.

No cargue cruces ajenas

Resulta más común de lo que parece, que la disconformidad con los seguros de autos se deba a una sensación transmitida y que no siempre se sabe el origen. Quejarse del seguro de auto es como un deporte nacional que nada tiene que ver con las prestaciones recibidas.

Cuando no se hace un balance respecto a la propia póliza contratada y las expectativas puestas en ella, es fácil que se descrea, se dude y que la famosa radio pasillo trabaje con todas sus fuerzas.

Al hecho personal de cargar con su cruz, ahora hay que sumarle el riesgo de acarrear la de desconocidos.

En materia de seguros en general, y seguros de autos en particular, es vital comprender desde qué mirada cada uno hace su análisis porque lo bueno no es para todos ni lo malo tampoco.

Pura química con su seguro

Suele decirse que a la hora de realizar una transacción lo más importante es el aspecto emocional que cada cliente siente. Este sentimiento es lo que hace que un mismo seguro de autos en una misma compañía sea excelente para unos y mediocre para otros.

Esa cuestión de química, influida también por el marketing, entre las compañías de seguros y sus asegurados se ve potenciada para bien cuando se ha hecho un balance respecto a las posibilidades, expectativas y posibilidades, tanto del cliente como de la firma.

Dicho de otra manera, esa cuestión química es replicable cuando por caso se tiene analizada la gama de coberturas disponibles, los valores que se deben abonar, los descuentos y beneficios, las oficinas cercanas y vías de comunicación, las herramientas tecnológicas puestas a disposición para que el asegurado tenga una experiencia positiva.

Es decir que los sentimientos que nos llevan a comprar un par de zapatos o una camisa, no deberían ser los mismos que nos lleven a elegir el mejor seguro para proteger el vehículo de uso diario a quienes lo utilizamos a diario, ya que hay cuestiones innegables de la seguridad y prestaciones que deben ser evaluadas de forma objetiva.

Con un balance, periódico, el seguro de autos es más que solo pura química.

15 preguntas para evaluar una póliza de autos

Desde Compreseguros.com le brindamos 15 preguntas que le permitirán realizar un panorama completo de su relación con su aseguradora y auto. Lo invitamos a través de estos 15 interrogantes que evalúe su apreciación sobre su auto, la relación con su compañía de seguros y la conveniencia con la póliza que contrató.

¿Qué significa el auto en su vida? Aunque parezca mentira no todos los conductores de automóviles poseen la misma visión de su vehículo, para algunos en un sueño alcanzado y para tantos otros un medio de trasladarse.
¿Su automóvil representa un logro? Es muy importante saber el estatus que posee su auto más allá de las oportunidades de traslado que representa, un patrimonio debe asegurarse siempre en relación al lugar que ocupa en su vida.
¿Cuántas veces a la semana utiliza su vehículo? No es lo mismo tener un vehículo de uso cotidiano para movilizarse a diario a diferentes compromisos que tener un vehículo exclusivamente de paseo y la póliza contratada deberá ir en tono con ello.
¿Considera que es justo lo que abona por su seguro de auto? Para muchos este ítem es difícil porque muchos quisieran no tener que pagar por ningún servicio, pero es esencial ponerse serios y evaluar las prestaciones con el justo valor que tienen.
¿Siente que elije las pólizas de auto solo por el precio? La afirmativa a esta pregunta no está mal en sí misma, mientras evalúe también que esté suficientemente protegido.
Luego es importante responder: ¿Está conforme con las coberturas incluidas en su póliza? ¿Modificaría su póliza de ser posible? ¿Su compañía de seguros le ofrece descuentos y bonificaciones? ¿Se siente representado por su aseguradora? ¿Cree que su compañía de seguros lo comprende? ¿Su aseguradora le brinda una buena experiencia? ¿Está dispuesto a cambiarse de compañía de seguros? Para usted, ¿todas las compañías de seguros son iguales? ¿Presta atención a la opinión y experiencia de sus conocidos en materia de seguros? ¿Le interesa su seguro de autos?

Estas son solo algunas de las muchas preguntas que cada persona puede realizarse en cualquier momento para evaluar qué es lo que busca de su seguro de auto y qué es lo que está obteniendo. El contar con el asesoramiento de profesionales del rubro también le servirá para poder examinar su propia póliza objetivamente.

Los balances y las evaluaciones no deben resultar una mala palabra en nuestras vidas en tanto y en cuanto nos permitan poner blanco sobre negro, o mejor dicho nos grafiquen en qué situación estamos para que con seguridad sepamos dónde podemos llegar.