Los autos como opción para la nueva normalidad

No caben dudas que el 2020 ha sido un año que la gran mayoría de las personas y empresas a nivel mundial lo quisieran olvidar o incluso saltarlo si tal cosa fuese posible, pero hay que reconocer que eso no es factible y lo mejor que se puede hacer es analizarlo como un tiempo de oportunidades y replanteos. Con este criterio como objetivo muchos han revalorizado sus logros y el aspecto de ir a por ellos ahora, porque así lo dicta esta nueva normalidad largamente anunciada.
hace 11 meses, 3 semanas
Los autos como opción para la nueva normalidad

En este contexto el 2021 arranca con otra actitud de parte de las empresas y personas que entendieron a la perfección hasta qué punto están preparadas para afrontar los cambios y cuánto anhelan poder salir indemnes en estas nuevas circunstancias.

En términos sencillos y bien conocidos por todos, los autos representan una de esas opciones a las que hombres y mujeres están yendo con mayor velocidad, no sin análisis, pero de una manera más desprejuiciada; tanto por los que ven en ellos una oportunidad de hacer negocios, como también por quienes quieren darse el gusto de sus vidas.

Los autos, nuevos y usados, se han convertido en una opción para la nueva normalidad.

Ese trato ganar-ganar

Esta nueva realidad que lleva a que las personas compren su tan ansiado primer auto, que cambien de modelo por uno más nuevo o incluso más acorde a sus gustos, tiene un fuerte sustento en la realidad económico social por la que atraviesa el país en la que el dólar es un referente al mismo tiempo que lo es el transporte público como un factor de riesgo, pero más importante está resultando el hecho de tener ganas.

Probablemente al leer esto usted esté tentado de retrucarme que con las ganas solas no alcanza, aunque estas sean muy fuertes o de ellas esté lleno cada individuo, pero es clave reconocer que resultan un motor que impulsa para que las cosas pasen.

Las ganas de tener un auto, sea el primero o uno más nuevo, implica ponerse a pensar en la forma y los tiempos para lograrlo. Algunos desisten, pero muchos otros insisten hasta alcanzar el objetivo, la pandemia dejó en claro que si no es ahora ¿cuándo?

Conscientes de esta realidad es que las concesionarias, ojo que no todas, se han puesto en sintonía con lo que los clientes necesitan y firman contratos en los que, si por algún motivo no se puede terminar de abonar el automóvil, es la propia casa vendedora quien se lo recompra a un precio que les convenga a las partes. Esta recompra sirve muchas veces para adquirir un modelo más económico.

De esta manera se incentiva la relación ganar-ganar entre concesionarias y clientes, pero además se derrota ese miedo a dar ese importante paso de subirse a su auto.

Profesionalismo hoy más que nunca

El mercado se muestra expectante y sus referentes lo saben bien. Alberto Príncipe, presidente de la Cámara del Comercio Automotor (CCA), expresó “Debemos trabajar mucho, sobre todo en nuestras plataformas de venta de vehículos para nuestros socios y público en general. Esto exige mucho profesionalismo por parte de nuestro empresariado de todo el país, para dedicarle el mayor esfuerzo a estas nuevas modalidades”.

El 2020 ha sido un año duro y todos lo sabemos, sin embargo, quedarse esperando que las cosas simplemente cambien ya no es una alternativa viable. En CompreSeguros.com encontrará el seguro de auto adecuado para su realidad, expectativas y posibilidades. Desde hace más de 20 años sabemos cómo hacer para que decir seguro sea sinónimo de una excelente inversión.