Las estafas digitales crecen día a día

Desde el comienzo de la pandemia por Covid-19 diferentes costumbres y actividades se vieron modificadas, el modo de relacionarnos con otros y también los hábitos de consumo. No solo variaron las cosas que se compran y venden, sino que además se cambiaron las formas de hacerlo.
hace 2 semanas, 6 días
Las estafas digitales crecen día a día

Las plataformas de compra y venta digital son todo un boom de mercado, las marcas más tradicionales ya han entendido lo esencial de tener una tienda virtual y también las redes sociales ofrecen diferentes herramientas que permiten que los miembros de la misma puedan comercializar de los más variados productos y servicios.

Pero, estas medidas, tomadas para que quienes estaban aislados en sus domicilios pudieran adquirir todo aquello que necesitaban, alertaron a quienes están siempre atentos de nuevas oportunidades para actuar: los delincuentes o estafadores.

Una tendencia que llegó para quedarse

El comercio electrónico o e-commerce ha contribuido a que los clientes, de diferentes lugares, puedan acceder a lo que precisen con mayor comodidad. El aislamiento social obligatoriocomo una medida a cumplimentar por la gran mayoría ha sido el puntapié inicial para que esta tendencia sea utilizada por aquellos que todavía no conocían su potencialidad.

Definitivamente, el comercio a través de plataformas digitales llegó para quedarse, pero lo que se desea erradicar es a quienes desean estafar a través de estas herramientas. En el mundo de los autos, sobre todo de los vehículos usados, es muy común tener que recurrir a la compra de repuestos para mantener el correcto funcionamiento de la unidad, este ámbito también a registrado hechos delictivos y estafas y, por ello, desde CompreSeguros.com deseamos ofrecerle información oportuna para evitar caer en estos inescrupulosos.

Venta de repuestos online

El riesgo a caer en una estafa ¿es tan grande que no deberíamos comprar por internet? No, esa no es la solución. Las herramientas de compras y ventas online son una gran ocasión para comparar precios y llegar a esos productos que pueden parecer inalcanzables en los comercios cercanos.

La variedad es más amplia, se hallan diferentes modelos y precios, al igual que diversos vendedores. Por ello, es esencial corroborar la reputación real de los negocios o personas a los que estamos contactando, tener cuidado en relación a si hay una única forma de acceder a ellos, si tienen publicada la dirección real del emprendimiento, diferentes teléfonos y redes sociales.

Es importante mirar las opiniones que distintos actores realizan sobre el negocio, al igual que conocer cómo les ha ido a otros en su experiencia de compra. Quizás nos lleve más tiempo, pero el riesgo es caer en una estafa, por lo tanto, el tiempo invertido bien lo vale.

Los desarmaderos como centros de delincuentes

Lamentablemente la mala fama antecede a los desarmaderos, pero lo cierto es que aunque los que lleguen a las noticias son los que funcionan de manera ilegal, existen desarmaderos legales que no solo ofrecen oportunidades únicas en cuanto a la obtención de repuestos de alta calidad, sino que además conforman uno de los comercios verdes que mayor aporte otorgan al compromiso con el ambiente, la reutilización de los recursos, el reciclado y tratamiento adecuado de los residuos.

Como unidad de negocio es por demás rentable, ya que estos comercios cuentan con acuerdos completamente legales con algunas de las más prestigiosas empresas de seguros de Argentina, quienes envían los coches retirados del mercado por destrucción total y allí se los trata adecuadamente para que el descarte se realice de manera provechosa y ecológica. La experiencia general de los clientes es muy buena, tienen un stock de productos variados y de alta calidad, ya que se comercializan solo piezas que no hayan sufrido daños que puedan repararse a nuevo. Además los precios, también, son muy convenientes.

Las redes y los engaños

Últimamente, se han registrado reiterados reclamos por estafa en sitios de compra y venta a través de las redes sociales, el ejemplo más emblemático es el de Marketplace de Facebook. Allí se han generado diferentes estafas con relación a compras de celulares, notebooks, repuestos y hasta el intento de vender un auto.

Los engaños pueden variar según la modalidad que adopte el delincuente, en ocasiones, solicita pagos y acuerdan la entrega del producto en un lugar donde no hay nadie con las características planteadas deliberadamente inventadas. En otras ocasiones se han registrado estafas del tipo cibernéticas donde se solicitan datos de cuentas o tarjetas de crédito a las que los delincuentes acceden utilizándolas a su antojo y en ocasiones despojando a los titulares de los ahorros de toda una vida.

En la Fiscalía de Delitos Económicos se han registrado numerosas denuncias relacionadas con estafas en las redes sociales, de 49 delitos constatados se han imputado a 102 personas.

¿Qué hacer ante esta ola de delitos?

Ante el panorama que se presenta el Ministerio de Seguridad ha emitido un comunicado que alerta a la sociedad sobre las posibles conductas que ponen en riesgo a una compra segura en línea. Entre los consejos ofrecidos para quienes utilicen los sitios de e-commerce se destacan:

Desconfíe de las ventas fabulosas. Para captar crédulos, algunos estafadores utilizan súper ofertas y precios increíbles; estas verdaderas gangas, muchas veces esconden un delito o bien buscan descartar productos de dudosa procedencia.

No brinde información personal que lo exponga y/o comprometa. NO solo hablamos aquí de datos como CBU o tarjetas de crédito, también es importante que no comparta datos como domicilio, lugar de trabajo, etc.

Si ve una oportunidad en las redes sociales no pacte la compra por esa vía, solicite datos como domicilio, teléfonos y otros modos de contactar con el vendedor para corroborar su reputación.

Exija siempre una factura o ticket de la transacción, aunque pueda sonar lógico no está de más nombrarlo, porque es la mejor manera de reconocer a un negocio habilitado de otro que no lo es.

Además desde el Ministerio de Justicia se ha puesto una línea telefónica gratuita para denunciar a sitios de ventas electrónicas fraudulentas o de objetos robados, es el 0800-222-6111.

Las compañías de seguros como aliadas

Las aseguradoras argentinas de renombre han detectado desde hace años que estas modalidades de delincuencia son más comunes de lo que uno quisiera y, ante la solicitud de los clientes, se han diseñado pólizas que cumplen la finalidad de proteger a los titulares de cuentas corrientes o tarjetas de crédito ante las posibles estafas que se pudieran realizar. Los seguros ante ciberdelitos o microseguros de protección de la identidad en línea son una realidad con mucha demanda en la actualidad.

Además desde las mismas compañías se han generado espacios de reflexión e información para que los clientes desconfíen ante situaciones sospechosas para defender su patrimonio de manera eficiente.

Es importante reconocer en los sitios de comercio electrónico serios a aquellos que cuentan con herramientas de compra protegida y opciones de devolución ante la insatisfacción de los compradores para confirmar que se trata de un portal seguro.

Auto seguro y seguro de auto

Para comprar las autopartes de un vehículo lo recomendable siempre es que se dirija a la marca original del coche, no solo esto le puede ahorrar mal sabores relacionados a estafas, también es una seguridad saber que el artículo es original del auto.

Ninguna automotriz va a exponer a sus clientes y, por ello, lo más práctico es recurrir a ellas cuando necesite una autoparte para el mantenimiento de su auto. Pero, en ocasiones no se consiguen determinados repuestos, el consejo es que esté atento a la reputación de quien se lo ofrezca para no caer en un gasto mayor.