Destrezas al volante

A lo largo de las últimas semanas hemos explorado temáticas que hacen a la condición de manejar y los buenos, y no tanto, hábitos al conducir. Es importante reconocer que la pandemia del Covid-19 y la obligatoria cuarentena que nos ha alejado de la oportunidad de manejar han incidido en la práctica misma del andar cotidiano.
hace 2 semanas, 4 días
Destrezas al volante

Lo cierto es que desde hace un tiempo se están registrando accidentes o incidentes que bien podrían haberse evitado con un poco de buena predisposición, precaución y buen genio. Desde CompreSeguros.com buscamos darle información y consejos que sirvan a su día a día y, por ello, le presentamos el siguiente artículo para fomentar la buena conducción al salir en auto.

Dígame, ¿cómo manejo?

En los años 90 se puso de moda un sticker entre los conductores de camiones que remitían a un teléfono de contacto en el que se podía informar sobre la forma de conducción de los diferentes chóferes. Algunos aceptaban mejor que otros las críticas vertidas, pero para sorpresa de muchos no solo se compartían en estos buzones reclamos o avisos negativos, ya que muchas acciones solidarias en las rutas se pudieron conocer gracias a estos registros que relataron actitudes más que positivas de los conductores de camiones.

Lo cierto es que las condiciones de manejo han cambiado tanto que en la actualidad la tecnología permite registrar las rutas y conductas al volante de forma remota, almacenando toda la información relevante de los diferentes caminos transitados. No solo se puede solicitar para flotas de camiones, los más variados vehículos cuentan con estas herramientas.

Satélites, aplicaciones y teleregistros

Los avances alcanzados en relación al instrumental que realiza seguimiento tanto de las maniobras al volante como de las condiciones particulares de cada camino es un hecho. Como ya lo anticipamos en el artículo sobre el seguro telemático, este tipo de aplicaciones presentan una gran demanda y muchos beneficios.

Sin dudas, para sacar provecho de todas las oportunidades que una herramienta de este tipo tiene para dar es importante asimilar que los errores o falta de atención que nos marque a corregir son en favor de nuestro propio bienestar y no simplemente una crítica para hacernos sentir mal. El acceso a esta información será la diferencia que permita estar más seguro.

Depende de cómo me lo digan

Muchas personas son reacias a recibir correcciones y reaccionan mal ante los llamados de atención que puedan realizarse, sobre todo si la recomendación encarna el tono de reto o menosprecio.

¿Quién no ha escuchado alguna vez decir a otros que no le molestan las críticas sino el modo en el que se las plantean? En este sentido el hecho que se marque un registro de faltas o infracciones que se puedan corregir se lleven como un simple registro automatizado, sin intervención de tonos de voz o formas de decir, hace que las críticas hieran menos susceptibilidades. Así, un registro que indique que el 50% de las veces el conductor no activa la luz de giro antes de doblar muestra cifras objetivas irrefutables que deben valorarse de una única manera.

Mayores riesgos

Muchos entes y organizaciones realizan campañas de concientización para prevenir accidentes, las mismas se basan en estadísticas que registran cuáles son los mayores riesgos que se presentan al manejar y, de esta manera, se diseñan aquellos mensajes que lleven a tomar conciencia del cambio de hábitos que es imperioso llevar adelante.

Esto quiere decir que sobre datos fríos y objetivos se trabaja para poder llegar a quienes precisan cambiar sus conductas y mejorar las oportunidades de estar a salvo ante los diferentes contextos que se presentan al manejar.

Pero, así como nos lo preguntábamos en ¿Podemos anticiparnos a todo los riesgos?, es importante saber que el estar preparados y conscientes de nuestra forma de conducción es un elemento más que hace a nuestra seguridad y la de nuestros seres queridos, no un mero capricho.

Entre las principales faltas que se registran como causantes de accidentes se ha trabajado mucho para que las conductas se corrijan, podemos nombrar como las más comunes a:

Olvidar el cinturón de seguridad, quizás esta sea una de las principales alertas que se le presenta a todo conductor y las diferentes automotrices han diseñado maneras de informar a los conductores para que una vez que se sitúan en posición de manejo, recuerden el requisito obligatorio de colocarse el cinturón de seguridad.

No avisar con la luz de giroque se está por doblar o con las balizas que se está estacionado, ocasionalmente, en un lugar donde no está permitido. Estas acciones también se han buscado corregir con instrumental de vanguardia en los modelos de auto más nuevos con intermitentes y guiños automáticos, pero es esencial que ante estas situaciones el conductor tenga incorporada la acción a realizar.

No respetar velocidades, tanto con las velocidades máximas, como con las mínimas este ítem es esencial respetarlo para evitar accidentes. Poder tener presente cuál es el comportamiento habitual de un conductor en las rutas, qué realizan con respecto a la velocidad le permitirá corregir imprudencias que pueden salvarle la vida.

Frenar de manera brusca, al igual que los giros de volante con demasiado ímpetu son acciones que exponen al conductor y acompañante a incidentes indeseados poniéndose en riesgo de forma innecesaria. La responsabilidad al manejar es muy importante para respetar la vida propia y la de los demás.

Buscar el mejor acompañamiento

En relación a la tranquilidad que se puede tener a la hora de manejar es importante no solo conocer las ocasiones de mejora en la propia conducción, también es relevante contar con un seguro de autos que brinde la tranquilidad necesaria para que toda la concentración esté puesta en la tarea desarrollada.

La forma de obtener este nivel de despreocupación es eligiendo la póliza de auto que cubra de manera cierta todos los riesgos que presenten una alerta y verdadera distracción al momento de manejar.

Si se ha optado por un seguro telemático es porque se comprende que el seguimiento al que se puede acceder con este tipo de póliza es lo que se precisa para hacer frente a la necesidad de estar correctamente asegurado. Para que pueda elegir sin dificultad le aconsejamos leer el artículo que lo guía en la mejor elección de su póliza.

La necesaria autocrítica

Todas las personas tienen oportunidad de cambiar, adaptarse a nuevas condiciones y darse la chance de mejorar sea cual fuere el aspecto de la vida que se desea explorar, desde lo sentimental, laboral, económico, hábitos y, por supuesto, la forma de manejar también es una conducta que se puede optimizar.

La tecnología permite llevar un registro de las acciones más comunes al estar frente al volante y esta información es fundamental para poder capitalizarla en mejoras a la hora de conducir. Si se identifica un error o falla frecuente es más sencillo corregirla, pero ello precisa de cierta actitud que facilitará el cambio de hábito: la autocrítica.

Solo podrán cambiar aquellas personas que de verdad deseen hacerlo, en el otro extremo se encuentran todos aquellos que recurren a una excusa o la culpa de otro en cada error que puedan cometer. Por eso, el principal factor de cambio es el interés de llevarlo adelante asimilando que es la forma de mejorar.