Consejos seguros para mantener fresca la casa

Por estos días el calor se vuelve agobiante y quienes pueden se escapan a la próxima ciudad más cercana con río o se van al club más cercano que cuente con pileta y un buen entorno. Salir de casa parece ser la consigna.
hace 2 meses
Consejos seguros para mantener fresca la casa

Otro plan muy utilizado es ir a las grandes superficies comerciales y disfrutar de un ambiente más agradable, pero tarde o temprano hay que volver a casa donde parece que alguien se dejó el horno prendido.

Que la casa se vuelva insoportable en época de calor puede estar asociado a muchos factores como por ejemplo los constructivos, pero también a la forma en la que se vive ese domicilio, por ese motivo le brindamos los consejos seguros para mantener fresca la casa sin mayores inconvenientes.

Lograr frescura con electrodomésticos

Cuando se piensa en lograr que la casa o departamento estén frescos lo primero que se viene a la mente de las personas es un ventilador o un aire acondicionado haciendo las delicias de la familia, pero.

Los “pero” aparecen de diversas maneras como puede ser la ausencia de estos en el domicilio o bien que no se quieran utilizar para evitar el consumo y la sangría que estos generan en la economía familiar.

Entre las quitas de subsidios y los problemas eléctricos habituales en esta época del año, más de una familia se ve imposibilitada de hacer uso de estos elementos eléctricos.

Si los tiene y los usa tenga en cuenta algunos consejos que le permitirán sacar el mejor provecho:

Buena inversión para pagar menos: al momento de realizar la compra son varios los aspectos que hay que tener presente para lograr un buen resultado y no solo pensar en cuánto es lo que hay que pagar en caja por el producto más barato. El rendimiento por metro cuadrado y el hecho de que sean electrodomésticos eficientes suponen una inversión que se va amortizando en el corto y largo plazo en relación al consumo que estos tienen.

Orden y progreso: los especialistas recomiendan que más allá del ventilador o aire acondicionado que se tenga hay que prestar atención a los factores que lo rodean para que todo funcione de la manera esperada. Hacerlo así no solo garantiza el mejor rendimiento posible con un gasto acorde, sino que además brinda la posibilidad de reducir considerablemente los riesgos de accidentes con menores a causa de dudosos tutoriales.

Uso y abuso: cada quien es dueño de usar el aire acondicionado como mejor le parezca, pero siguiendo buenos consejos no conviene usarlo todo el día, ni tampoco colocarlo en temperaturas muy bajas por el consumo eléctrico que ha de significar y también las altas probabilidades que se estropee por la reducción de la vida útil del equipo. Un consejo es usarlo en 24 y 26° y que la diferencia con el exterior no sea mayor a los 12° centígrados.

Lea el manual: más allá del consejo general respecto al uso de ventiladores y aires acondicionados, es importante entender que estos no son iguales y no tienen las mismas prestaciones, por lo que leer las recomendaciones del fabricante será siempre una garantía de uso eficiente.

Casas frescas cuando el objetivo es claro

Para lograr que los espacios sean frescos y agradables se puede, por ejemplo, utilizar el aire acondicionado, pero prestando atención a que no esté sucio lo cual genera riesgos de contraer enfermedades respiratorias o cuidar que no haya pérdidas de aire por ventanas abiertas o puertas que no son del todo herméticas.

Estos son algunos de los aspectos sin costos que hay que cuidar para no terminar canturreando “el infierno está encantador”.

Algunos de los consejos brindados por los expertos para lograr ambientes frescos son:

Reformas y remodelaciones inteligentes: antes de lanzarse a la tarea de cerrar ventanas y puertas, o viceversa, es indispensable que un profesional pueda garantizar la factibilidad de dicho procedimiento y esto tiene que ver entre otras cosas con la habitabilidad del inmueble. Para que estas tareas que no siempre resultan sencillas ni baratas de llevar adelante no terminen siendo un dolor de cabeza es importante que no sea tomada a la ligera, por ejemplo, ahorrando dinero que luego se irá por otro lado y de peor manera. Para evitar el calor del verano y el frío del invierno es mejor invertir en productos térmicos que pueden resultar más caros en un primer momento, pero, al igual que sucede con el aire acondicionado, generan un ahorro energético y una grata sensación.

Comidas al horno y muchas hornallas al rojo vivo: este consejo es mucho más mundano y tiene que ver con el uso que se hace de la cocina. Las comidas al horno, por ejemplo, las deliciosas pizzas, representan una tentación todo el año, sin embargo, hay que evaluar el costo beneficio de tener prendida esta gran fuente de calor, sobre todo si luego es complicado lograr bajar la temperatura del ambiente. Aunque no se crea el horno es utilizado y no siempre se percata de su influencia en momentos donde el calor no da tregua. Sin lugar a dudas este es el momento de darle una oportunidad a las comidas frescas como las ensaladas, jugos y licuados, pero también de invertir en un famoso permitido llamado delivery.

Dejar el sol afuera: la luz natural hace bien a todos los moradores del hogar, desde las personas hasta las plantas y mascotas, sin embargo, en épocas muy calurosas hay que hacerlo con moderación. Los especialistas estiman que con persianas cerradas o cortinas tipo blackout se puede reducir hasta en diez grados centígrados la temperatura del hogar. Ahora bien, la moderación también tiene que ver con la visibilidad que se posee en el interior del domicilio porque no todos cuentan con lámparas LED o bajo consumo y las antiguas incandescentes resultan una fuente de calor, además de representar un gasto eléctrico considerable.

Refrescarse uno mismo: en el invierno las personas suelen sentirse muy felices cuando reciben un abrazo porque además de una demostración de cariño están brindando calor. Esa misma situación en momentos cálidos puede no resultar tan agradable y el motivo es que cada persona es, en sí mismo, una fuente de calor ¿Recomendación? Tanto como sea posible báñese para bajar la temperatura corporal y, aunque los demás no lo noten, ser uno de los menores responsables de la sensación de agobio.

Viva la noche: siempre atendiendo a las posibilidades de seguridad y privacidad obvias, es clave poder aprovechar el aire que se respira a la noche dejando abiertas las ventanas. El descenso de temperatura y su ingreso al domicilio permitirá que se genere una circulación que saque todo el calor que se pueda haber generado durante el día. Si el riesgo es que se llene la pieza de mosquitos, prenda un espiral y, por qué no, coloque telas mosquiteras en las aberturas las cuales serán un gran aliado.

Dijo hola y adiós: cambiar de hábitos a causa del calor representa la oportunidad de liberarse de aquellos electrodomésticos que se han heredado que, más allá del cariño que se les pueda tener, no resultan la mejor elección por lo que consumen y lo que generan. De igual manera hay cambios que tienen que ver con la conducta riesgosa como suelen ser demasiados cables en un mismo enchufe, cargas de teléfonos móviles en el mismo momento que se usan, utilización de elementos eléctricos sin el retiro correspondiente.

Limpiar los pisos, regar por la tarde o noche, colocar plantas y árboles que generen protección son otras de las medidas que, de acuerdo a las posibilidades, dan como resultado un hogar más fresco y agradable.

Toda inversión necesita de un buen respaldo

Pensar en todas las inversiones que hace en su casa para que esta pueda ser un lugar que no solo lo represente, sino que lo invite a pasar buenos momentos en ella lleva a que se cuide lo alcanzado.

En este sentido el seguro de hogar no representa un producto que se discuta como necesario, sino todo lo contrario. La cuestión que se plantea en muchas personas cuando se ponen en contacto con nuestros productores es si conviene contratar el seguro de hogar en el proceso previo a que la casa esté de la manera esperada o si por el contrario conviene esperar que todo esté terminado para hacer la solicitud.

La respuesta es que nunca hay un mal momento para contratar el seguro porque este representa una garantía acorde a cada persona y su familia, más aún cuando los riesgos están siempre latentes.

No se quede con la duda y comuníquese con los representantes de CompreSeguros.com quienes lo guiarán y le explicarán las particularidades de cada póliza, porque no solo representan una forma de estar cómodo y tranquilo, sino que además son fáciles de contratar para que estén en sintonía con la etapa de vida que transita.

A través del cotizador online se podrá conocer cuáles son las opciones más convenientes para cada asegurado que está siguiendo los consejos para tener más fresca su casa.