Consejos para salidas de fin de semana largo

A quien no le ha sucedido que de golpe le llega un correo electrónico o un mensaje de WhatsApp de un ser querido buena onda invitándolo a salir de viaje aprovechando un fin de semana largo.
hace 3 meses, 3 semanas
Consejos para salidas de fin de semana largo

Cuando ese mensaje llega con 15 días de anticipación es una cosa, ahora bien, cuando llega con 2 horas (como mucho) de plazo la cosa cambia de manera rotunda.

Salvo que la invitación con pocas horas de anticipación implique la sorpresa de tener todo ya resuelto, es muy probable que se puedan cometer errores que harán de esos días de aventura una situación que no siempre es lindo transitar.

Desde dónde ir, qué llevar, qué dejar, a qué hora salir o a quién avisar, le contamos los mejores consejos para salidas de fin de semana largo.

Viaje de fin de semana, pero viaje al fin

Esa salida que sale de improviso puede posicionarlo como la persona a quien invitan o ser la que promueve la escapada. Sin importar cual sea su rol en ella, lo importante es que pueda entender que por más breve que sea necesita un poco de planificación, pero sobre todo de aceptación como tal.

¿Qué significa aceptar una salida de fin de semana? Lisa y llanamente que, por unas horas, saldrá de su domicilio y se trasladará a otro destino.

Antes que piense que lo anterior es una obviedad enorme, me permito decir que sí lo es, pero no siempre es tenido en claro y es ahí donde las cosas cambian haciendo de lo lindo, seguro y divertido otra cosa muy diferente.

Si es el promotor de la salida piense las cosas que a la otra persona pueden tomarla por asalto, si es quien recibe la invitación haga todas las preguntas que sean necesarias para programar ese viaje en base a sus expectativas, preparativos y posibilidades.

Empiece el año programando

Con el brindis de fin de año muchas de esas personas que gustan salir de viaje tantas veces como sea posible, suelen hacer un listado de no menos de 5 destinos posibles para ir en cuanto sea posible.

Esta acción que lejos de quemar las oportunidades parece llamarlas, resulta una idea sumamente racional para aprovechar esa salida al máximo. Esto significa que quienes realizan su ranking de lugares a visitar y/o conocer no pasan por alto aquellas cuestiones que para ellos resulta clave para pasarla tan bien como sea posible.

¿Cómo se entiende esto? Programar destinos implica, entre otras tantas cosas, pensar a qué lugares les gustaría ir y esta bendita lista trae aparejado otra batería de respuestas como por ejemplo fechas en las que se puede ir y en las que no, medio de transporte necesario para llegar, tiempo necesario para hacer el viaje, posibilidad de sumar gente al proyecto, solo por mencionar algunas ventajas de programar.

Con una lista de destinos, en principio, se está más seguro de que las cosas puedan salir de la forma en que se las desea.

¿Qué tipo de viaje quiere hacer?

De la lista que los viajeros suelen realizar a fin de año se desprende otra cuestión muy importante, que no siempre es tenida en cuenta por todos, como es qué tipo de viaje se quiere hacer.

Esta pregunta tiene muchas respuestas posibles. Entre ellas una puede ser para conocer un destino puntual haciendo de ese el único posible como por caso el cerro Uritorco en Córdoba o el glaciar Perito Moreno en Santa Cruz. Otra puede ser para estar en contacto con la naturaleza y las posibilidades de destino son más amplias, incluso cuando se escoge entre río o mar.

El viaje se puede hacer para aprovechar algún tipo de evento cultural o deportivo. No falta también quienes utilizan la oportunidad para simplemente salir de su casa y, aunque se encierren en la habitación de un hotel o no salgan de la carpa, rompen con la monotonía y estrés de la rutina.

Sea cual fuere la respuesta, esta salida de fin de semana largo bien pensada lleva a entender cuáles son los elementos, si es que los hubiera, que son indispensables llevar, tener o contratar para que el viaje no sea en vano.

Los vehículos en condiciones

De la ya famosa lista también surge qué vehículo se necesita para realizar el viaje de fin de semana largo que se quiere hacer. Aunque no lo parezca esta es una excelente excusa (cuando no zanahoria del burro) para llevar al mecánico de confianza o bicicletero amigo, el automóvil, la moto o bicicleta para que verifique que todo está en condiciones.

Esta recomendación se aplica a cualquier momento del año, pero es fundamental tenerlo como una actividad preventiva porque luego no siempre es fácil, barato ni mucho menos agradable quedarse por ahí varado.

Esta situación es más común de lo que puede pensarse y tiene diferentes inconvenientes que van desde gastar dinero que no se tenía previsto, hasta tener que lidiar con personas que no se conocen. Habitual también resulta que en los destinos (o camino a ellos) no se cuente con los repuestos que se necesitan. No por muy escuchado deja de ser cierto, mejor prevenir que lamentar.

Auto en condiciones significa entender si se cuenta con vehículos adecuados al viaje que se quiere realizar, si entra como opción el alquiler o incluso el cambio de destino hasta nuevo aviso.

Controlar lo previsible

A muchas personas todo lo que tenga visos de estructurado no les cierra ni un poco y es respetable esta postura, así que a ellos probablemente la idea de lista no los convenza. Lo bueno para este tipo de viajeros es que se amoldan a las sorpresas que puedan depararle esos días de fin de semana largo.

La cosa cambia en aquellos viajeros que necesitan tener cierto control, por lo menos para organizar un plan B, C o D, si hiciera falta.

Entre algunas de las cosas seguras que se pueden y deben controlar los referentes del turismo y las webs especializadas en este rubro hablan de chequear el pronóstico.

Con datos fehacientes es posible prever cuáles son los planes posibles, la indumentaria necesaria o inclusive cambiar de destino si ese fin de semana no es compatible con el plan que se tiene.

Otra cuestión a resolver de antemano o inclusive en el camino es la elección del alojamiento. No es raro ver turistas que deambulan porque los alojamientos están completos y tienen que mirar hacia otras localidades o incluso cuando van seguros de que “algo encontraremos” y en realidad no hay nada. Suena raro, pero pasa más de una vez.

Párrafo aparte merece el hecho de ser previsor en cuanto a la disponibilidad de dinero. Si bien ahora con el fácil acceso de las aplicaciones para comprar y efectuar pagos las cosas han mejorado mucho, no se puede asumir que en todos lados están o que funcionan a la perfección.

Del mismo modo, pensar que se puede ir al banco a extraer dinero en un fin de semana largo es tan divertido y rápido como realizar trámites un día de semana.

¿Cómo le cae la gente?

Entre todas las cuestiones a tener presentes a la hora de realizar un viaje de fin de semana, una es analizar los contingentes que suelen trasladarse de un lugar a otro.

En ese listado que le proponemos hacer una posibilidad es que ordene los destinos de acuerdo a la importancia y la prioridad que para usted tiene. Este no es un detalle menor porque al ser un viaje de 2, 3 o a lo sumo 4 días, perderse horas en rutas cargadas de vehículos es poco menos que riesgoso.

Tener que hacer fila para comprar, para comer o para disfrutar de un paseo o atractivo es otro aspecto que se debe poner en la balanza y para ello nada mejor que el listado de fin de año y estar atento para dónde dice que va la gente cuando puede salir de casa.

Un buen seguro que responda por usted

Un consejo relacionado con la elección del vehículo, pero con el común de los días también, es el hecho de contar con un seguro que responda por usted de la manera que lo necesita.

Un seguro que responda es una cualidad propia de cada producto, pero a lo que apuntamos desde CompreSeguros.com es que los asegurados lo entiendan como una inversión. Como tal, se puede optar por alternativas económicas, pero sabiendo que, con total seguridad, se está renunciando a coberturas, servicios y beneficios.

Ya sea para obtener la protección adecuada para el automóvil o la moto, lo importante es que el seguro forme parte de la vida cotidiana y esto incluye también las salidas que se pueden realizar los fines de semana largo.

Seguro de vida y seguro de viaje, son otras opciones que se pueden tener a mano e incorporadas en la lista que se realiza cada año, porque la respuesta puede ser tan efectiva como cada uno lo necesita para que cada salida sea tal y como la desea.