¿Cómo andar seguro en bicicleta con bajas temperaturas?

“Es como andar en bicicleta” suelen decir para cada cosa que se aprende y no se olvida más. Esta actividad, que para algunas personas es parte de la niñez más profunda, para otras personas es una realidad diaria.
hace 1 año, 9 meses
¿Cómo andar seguro en bicicleta con bajas temperaturas?

Entre aquellas personas para quienes andar en bici es algo cotidiano existe una gran diferencia, para algunos es una necesidad económica mientras que para otros resulta una necesidad personal. Dicho de otra forma, hay quienes se movilizan en bicicleta todo el año porque “no les queda otra”, mientras que otros lo hacen para estar en forma o cuidar el ambiente, entre otras.

Más allá de cualquier posición que se tenga al respecto, es importante tener en cuenta una serie de aspectos para que andar en época de frío no se convierta en un “deporte de riesgo”.

¿Por qué salen a andar en bicicleta?

Cada persona que se moviliza en bicicleta sabe en verdad por qué elige esta alternativa como medio de transporte en lugar de, por ejemplo, caminar, tomarse un transporte público o bien utilizar su propio automóvil.

Desde Compreseguros.com haremos mención a dos grandes grupos de ciclistas: el que quiere ahorrar recursos y el que por cuestiones ambientales y deportivas elige esta alternativa.

El grupo de hombres y mujeres que utilizan sus bicicletas por cuestiones netamente económicas suele hacer mención al valor del vehículo como primer argumento seguido del ahorro logrado al no tener que utilizar otro medio de transporte.

Resulta interesante que para quienes piensan en ahorrar o no gastar de más, juega un papel importante el hecho del tiempo que compensan por ejemplo en buscar lugar donde estacionar, el problema que suele ocasionarse a diario en el tránsito argentino e incluso la libre elección del mejor camino para llegar a destino.

Esa libertad quizás sea el punto en común con los ciclistas que tienen a la bicicleta como una forma de vida. Estas personas apuntan a otros aspectos como esenciales al momento de elegirla tales como la felicidad asociada a la niñez, el aporte medioambiental e incluso el bienestar físico y mental logrado con un rato de pedaleo.

Para este último grupo no juega un papel esencial el ahorro en términos de bicicleta más barata, porque muchos de ellos pagan importantes sumas por unidades más livianas o más veloces.

Este pelotón de ciclistas hay que dividirlo, a su vez, entre los que lo utilizan como transporte diario de aquellos que solo lo hacen los fines de semana o periódicamente pero solo con fines recreativos.

Cinco consejos para andar en bicicleta en temporadas frías

Los 365 días se ve gente en bicicleta porque es económico, divertido, comprometido, entre tantos otros argumentos que la sostienen, sin embargo resulta una actividad estacional en muchos casos.

Entendiendo esta particularidad le brindamos cinco consejos para todas aquellas personas que, por gusto o necesidad, tienen que salir en bicicleta en épocas donde las temperaturas bajan como el otoño y el invierno.

Bien vestido: todas aquellas personas que se movilizan en bicicletas saben lo duro que puede ser el hecho de no elegir la ropa adecuada sintiendo que el frío entra por todos lados y estar bien vestido implica pensar la función de cada prenda elegida. Para entender este concepto se suele hablar de vestirse como una cebolla, pero no poniéndose toda la ropa que se encuentra sino de darle un sentido a cada capa siguiendo el objetivo de lograr y mantener el calor, repeliendo la fría temperatura exterior.

Los detalles: uno de los motivos por los que las personas utilizan la bicicleta como medio de movilidad es que no deben realizar distancias largas, sin embargo esta ventaja puede no ser tal si se descuidan los detalles claves como guantes, gorro, lentes o calzado apropiado. El detalle de los guantes es fundamental porque el frío que se puede sentir en las manos es tan alto que se vuelve insoportable, al mismo tiempo que peligroso. Detenerse a causa del frío en los pies o en las manos resulta un llamado de atención importante, tanto si usa la bici para economizar como si lo hace por placer personal.

De a poco: esta actividad recreativa puede generar lesiones si no se entiende que es clave hacer una entrada en calor previa antes de subirse a la bicicleta sin importar que el pedalista sea joven o la distancia a recorrer sea corta. Del mismo modo, los especialistas recuerdan que se debe ir de menor a mayor en cuanto a esfuerzo físico para lograr que el cuerpo vaya entrando en calor de manera paulatina.

No perder lo ganado: los especialistas advierten lo contraproducente que resulta el hecho de que los ciclistas al llegar a destino no conserven el calor logrado con la actividad. La recomendación de irse quitando los abrigos “de la capa de cebolla” a medida que se sabe que se conservará el calor corporal es vital y no será igual en los casos, por ejemplo, de quien va en bici a la oficina de aquel que va a una obra en construcción.

Alimentación acorde: como toda actividad física/deportiva los profesionales de la salud recomiendan que se ingieran aquellos alimentos que permiten ganar temperatura corporal e hidratan como es el caso de la sopa, pero también de aquellos que aportan energía y vitaminas, como ajo, jengibre, lentejas, naranjas y mandarinas.

Con estos cinco consejos andar en bicicleta es saludable, divertido y recomendable los 365 días del año.

Tres consejos para mantener la bicicleta en condiciones

Andar en bicicleta es un placer que la gran mayoría de las personas aprende en su niñez. Teniendo en cuenta el cuidado y los consejos para evitar accidentes y/o enfermedades, en épocas de bajas temperaturas es momento de prestarle atención al correcto mantenimiento del rodado para no perder nunca el equilibrio.

Mantenimiento semanal: para evitar accidentes personales, esfuerzos innecesarios e inclusive para no perder tiempo en el tránsito, es recomendable, aunque sea una vez por semana, realizar un control al estado de la bicicleta y limpieza en general. Este, además de permitir tener el rodado en condiciones, logra detectar cualquier posible llamado de atención que evite situaciones más complejas o difíciles de resolver.

Puesta a punto para la semana: en este control semanal mínimo, quizás por la ruta elegida haya que hacerlo más seguido, es indispensable lavarla y dejarla bien seca para evitar el óxido y las fricciones de los componentes. En esta puesta a punto se aconseja engrasar la cadena, controlar frenos y luces, pero también lubricar las partes móviles que lo requieran para estar lista para una próxima rodada de manera segura.

Una visita al bicicletero: este es un punto resistido tanto por el que quiere ahorrar como por aquel que gusta del deporte y se da mañas, sin embargo, para un control profundo del vehículo (no hay que perder esto de vista y que implica mucho más que solo la satisfacción de la persona) es crucial llevarla regularmente a un profesional a que la ponga a punto. Ni qué decir si ha tenido alguna caída o incidentes con cordones, pozos o animales.

¡Ahí hay un ciclista!

Un consejo fundamental para movilizarse en bicicleta, por necesidad o deporte, en momentos de baja temperatura es el hecho de ser tan visible como sea posible. Resulta curioso que, en el imaginario popular, las bicicletas se guardan en épocas de frío y a más de un conductor le resulta sorpresiva su presencia.

El consejo de los especialistas en seguridad vial es que se utilicen a diario ropa que llame la atención y/o chalecos refractarios que son visibles a una distancia considerable. De igual manera se debe contar con los consabidos ojos de gato y luces para hacer de la seguridad vial un asunto de todos.

¿Sabía que el seguro de bicicleta puede ser un regalo?

El seguro de bicicleta es un producto cada vez más contratado a lo largo del país, por la utilidad que este tiene.

En primera instancia las personas lo suelen buscar para dar respuesta al riesgo de la inseguridad. Sin embargo, el seguro de bicis es mucho más que eso ya que también da coberturas por accidentes personales, incendio e inclusive, en algunas aseguradoras, también cubre responsabilidad civil ante el reclamo que se pueda obtener de parte de un tercero.

Atento a la importancia que tiene el seguro, en general, y el de bicicletas, en particular, muchas personas lo utilizan como un regalo para quienes se movilizan con este medio de transporte de cada vez mayor aceptación.

Hablar del seguro de bicicletas implica muchas diferencias de acuerdo a cada aseguradora en cuanto a precios, coberturas y servicios. Por caso algunas pólizas engloban también al seguro de monopatín, pero en líneas generales se aseguran mountain bike, playeras y bicis a motor eléctrico.

Si necesita asesoramiento para contratar el seguro acorde a sus necesidades o bien si está pensando en un ser querido que se merece un buen regalo no dude en ponerse en contacto con nuestros profesionales.

En CompreSeguros.com encontrará el seguro de bicicleta que le permitirá disfrutarla, todos los días, todo el año.