Accidentes personales y burnout

Cuántas veces se ve en los medios de comunicación que los artistas y/o famosos afirman que son privilegiados porque trabajan de lo que más les gusta o incluso que les pagan por hacer aquello que tanto aman. Estas afirmaciones casi salidas de cuentos no son exclusivas de la farándula, pero tampoco son la generalidad en el ámbito laboral. A veces la diosa fortuna acompaña a los trabajadores, pero hay otros que se desempeñan dónde pueden.
hace 3 años, 3 meses
Accidentes personales y burnout

Aceptando que no todas las personas trabajan de lo que quieren, debemos aceptar también que aquellos tocados por la varita mágica también se cansan de lo que hacen y todo lo que rodea su ámbito laboral, desde lo edilicio hasta lo humano. En cualquier época del año puede aparecer el burnout o síndrome de estar quemado, pero se nota mucho más hacia fin de año como consecuencia de todo el trajín acumulado. En este 2020 tan especial la gente está más quemada que nunca y esta no es una condición sin consecuencias.

Burnout o síndrome de estar quemado

Aunque el síndrome de estar quemado y sus características es largamente conocido, no fue hasta hace poco más de un año que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo incorporó a la Clasificación Internacional de Enfermedades para ser tratado como tal por los organismos correspondientes a partir del año 2022. No se emocionen, aún hay que aguardar.

Los tres principales síntomas descriptos son “Sentido de agotamiento o debilidad; aumento en el aislamiento del trabajo, cinismo o sentimientos negativos relativos al trabajo; y una baja en la efectividad profesional”. Este síndrome se diferencia de otros porque se encuadra exclusivamente dentro del ámbito laboral.

Este agotamiento que presentan tanto hombres como mujeres, sin importar su edad ni su profesión, aunque hay situaciones más estresantes que otras, es en gran medida responsable de que los trabajadores se encuentren más propensos a tener un accidente personal.

Más allá de la despersonalización

Los especialistas explican que quien está quemado se siente exigido al límite y vive una constante sensación de que se ha dado todo lo mejor de sí, en otras palabras, perciben un diario “hasta acá llegué”.

Esta sensación trae aparejada en muchas personas una suerte de abulia en el que no sienten motivaciones por aquello que hacen, sin embargo esto no significa que el trabajador desee accidentarse o sacar ventaja de una situación que lo ha superado.

Los accidentes personales se producen en aquellas personas que están felices y motivadas con su trabajo y vida personal, y mucho más en aquellas que están quemadas porque no eligen ni la condición ni tampoco que algo malo les suceda, pero tener la cabeza llena o el cuerpo fatigado los vuelve un blanco fácil.

Desde diferentes corrientes asociadas con la salud y el bienestar de las personas se afirma que es indispensable que cada uno tome medidas tales como buscar nuevos desafíos, realizar actividades recreativas, valerse de sus puntos más fuertes o incluso pedir ayuda. Todas buenas ideas, pero que necesitan de medidas concretas que reviertan la situación sino esto es tan efectivo como ponerse una remera que diga smile.

2020 un año que quemó a medio mundo

Este sin duda ha sido un año que ha quemado hasta al más pasional de los trabajadores, incluso se nota que muchas personas lo viven de una manera especial, aunque no lo puedan poner en palabras aquello que les pasa.

Desde CompreSeguros.com abogamos porque cada trabajador pueda encontrar los espacios para hablar y ser escuchados antes de quemarse o que el cuerpo les pase factura. De la misma manera creemos que para su seguridad es importante que cuente con un seguro de accidentes personales, sobre todo para que su vocación y tranquilidad no se vea alterada.

Un seguro de accidentes personales, o incluso un seguro de vida, puede ser el aliado que usted y su familia necesitan para afrontar un horizonte que aun no es claro ni tampoco muy prometedor y sino smile.