0810 - 345 - 1515

Cotizá y contrata tu Seguro de Mala Praxis para Neonatologia

Tenemos tu póliza lista en menos de 5 minutos !

Contamos con más de 100 especialidades para que puedas contratar tu seguro de mala praxis!
Ingresa el código postal de donde reside actualmente.
La cobertura comenzará desde la fecha seleccionada.
COTIZAR !

Pago 100% Seguro con todas las tarjetas de crédito

Utilizamos conexiones seguras para proteger tu información.

Pago Seguro

Pago Seguro

Aceptamos todos los medios de pago
Emisión 100 on-line

Poliza de Seguro Digital

Nuestra emision es 100% Online
Más de 300 seguros de mala praxis todos los meses

+ 300 Nuevos Asegurados

Somos la companía digital con mejor Respaldo

Seguro de mala praxis para neonatología

El médico neonatólogo es el pediatra especializado en la atención de los recién nacidos, desde el momento del parto y hasta los 28 días de vida, es quien atiende a los bebés y su correcto desarrollo, crecimiento y es también quien está alerta ante los mínimos síntomas o cualquier signo de anomalía.

El médico especialista en neonatología se encuentra dentro del equipo obstétrico, ya que es el encargado de corroborar los signos vitales del recién nacido y poder evaluar cuándo una situación es grave o de alto riesgo, determinando la intervención necesaria de algún tipo de maniobra como, por ejemplo, la estadía en una incubadora ante casos que el bebé presente signos de ser prematuro.

El neonatólogo se especializa en brindar los cuidados a los recién nacidos en relación con: el reconocimiento y tratamiento por afecciones respiratorias, infecciones o defectos congénitos; coordinar y programar la atención médica de bebés prematuros, que tengan enfermedades críticas o que precisen una cirugía; garantizar una buena nutrición de los pacientes con situaciones críticas para lograr que curen y crezcan sin problemas; además el neonatólogo cuida de los recién nacidos durante partos o cesáreas difíciles, ya que implican algún riesgo para el niño o la madre y por último el profesional será indispensable a la hora de estabilizar cualquier padecimiento o enfermedad que atente contra la salud del bebé.

En estas situaciones tan particulares no es extraño que los profesionales de neonatología puedan sufrir alguna demanda o reclamo por parte de los familiares del recién nacido ante un cuadro grave de salud, para que el neonatólogo no esté desprotegido lo mejor es elegir la cobertura de un seguro de mala praxis.

Las pólizas de mala praxis para neonatología otorgan a cada profesional la tranquilidad que precisa para desempeñar su trabajo. Entre los servicios de la póliza se incluyen: respuesta ante indemnizaciones por acuerdos extrajudiciales como por condenas de juicio civil, la mejor asistencia en mediaciones o presentaciones ante tribunales éticos profesionales, servicio de asesoría legal ante casos médicos y servicio de defensoría ante juicios civiles y penales.