El Progreso | Técnico

Si algo caracteriza a las empresas aseguradoras es que estas deben ser socias de sus asegurados de acuerdo al ámbito para el que se las contrata. Socias que cumplan y permitan que los clientes puedan despreocuparse de la responsabilidad que saben han delegado en profesionales y empresas sólidas.

Sin embargo, esta no es la filosofía de todas las empresas aseguradoras y es allí donde se da una de las grandes diferencias en el mercado. El Progreso, fundada en el año 1898 en Pigüe, es una de las compañías aseguradoras con mayor trayectoria en la República Argentina y se caracteriza por la comprensión de lo que los diferentes clientes necesitan. Además, es una firma que cada día aplica la innovación porque de nada sirve quedarse pensando en lo pasado sino en lo que vendrá y en cómo se ha de afrontarlo.

Dentro de la amplia variedad de seguros que brinda El Progreso se destacan, por diferentes motivos, vida obligatorio decreto 1567/74; vida obligatorio convenio mercantil nro. 130/75; vida obligatorio trabajadores rurales ley 16.600; riesgos varios; granizo; combinado familiar; integral de comercio y seguro técnico.

En el caso del seguro técnico, El Progreso diferencia entre equipos electrónicos y equipos de contratistas.

En la póliza se define a equipos electrónicos a aquellos que “trabajan con una alimentación de tensión reducida disipan muy baja potencia y además contienen algunos o varios de los siguientes elementos: válvulas, semiconductores, transistores”. La definición se completa diciendo que “la energía eléctrica se destina fundamentalmente a producir ciertos efectos y no al accionamiento directo de mecanismos; no obstante, es posible la coexistencia de elementos electromecánicos con los netamente electrónicos, dentro del mismo equipo o unidad”.

Los equipos electrónicos amparados con el seguro técnico son, entre otros, equipos de procesamiento de datos; de medicina eléctrica y nuclear instalados en consultorios o laboratorios; de telecomunicaciones tales como teleimpresoras, instalaciones de antenas, equipos de transmisión; máquinas de oficina e instalaciones telefónicas. Estos están cubiertos por los daños materiales que pudieran sufrir a causa de incendio, rayo o explosión; robo; inundación, tempestad y granizo, por citar algunos.

Por su parte el seguro técnico, en el caso de equipos de contratistas, cubre el daño que sufre “la maquinaria y equipo, a partir del momento en que se encuentre efectuando su función específica, sobre la superficie terrestre y en tierra firme, incluyendo su eventual tránsito terrestre y transporte terrestre y/o depósito terrestre”. Además, las maquinarias y equipos quedan cubiertos contra pérdidas y/o daños materiales externos, siempre que estos “se produzcan en forma accidental, súbita e imprevista y que se haga necesaria una reparación y/o reposición como consecuencia directa de cualquier causa o circunstancia no excluida expresamente”.

El Progreso

  • 25 de Mayo 432 P. 11 - CABA
  • 011 4315 - 6600
  • elprogresoseguros.com.ar